sábado, 29 de septiembre de 2012

La fábrica de calzados Valfer

Valle de Elda, 23 de Septiembre de 2012

sábado, 22 de septiembre de 2012

Los Santos Patronos de los zapateros

 Altar Iglesia El Salvador  de Sevilla - Imagen Google
Altar Iglesia El Salvador de Sevilla - Imagen Google
Como todos los oficios, el de zapatero también cuenta con sus protectores, los mártires romanos Crispín y Crispiniano.
Cuando se habla de Santos protectores de una determinada profesión o actividad, se confía tal dignidad a aquellos que fueron ejemplo de abnegación o que con su ejemplo marcaron un camino de perfección. Los zapateros de forma generalizada y en todo el mundo católico tienen por Santos Patronos a dos humildes zapateros que ejercieron su oficio en la Galia romana.

San Crispín y San Crispiniano

Eran dos hermanos que fueron Santos mártires por la barbarie romana que se desató contra el catolicismo, ambos ejercían el oficio de zapatero a ellos se les venera como patronos del oficio en todas las ciudades zapateras.

De nobles a plebeyos

Crispín y Crispiniano, eran procedentes de una familia noble de la antigua Roma, siglo III, siguieron la doctrina de Cristo y se establecieron en Francia, concretamente en la ciudad de Soissons, debido a la persecución del emperador Diocleciano ; allí aprendieron y ejercieron el oficio de zapatero con gran humildad y extrema pobreza, de tal forma que solo cobraban los arreglos a los ricos y realizaban sus trabajos gratuitos para los pobres. Durante el día realizaban las tareas y cuando el sol se ponía (estaba prohibido realizar los trabajos con luz de antorchas o candiles), se dedicaban a predicar el Evangelio de Jesucristo.

Martirio de los Santos zapateros. Imagen Google



La leyenda francesa

La historia nos cuenta varias leyendas sobre el martirio de estos dos Santos de la Iglesia Católica; según los franceses, el general romano Maximiano Hercúleo les pidió que renunciaran a su fe y veneraran ídolos paganos, los hermanos se negaron. Fueron flagelados, picados con leznas, quemados con aceite hirviente y plomo fundido y finalmente arrojados al río con una rueda de molino alrededor del cuello.

El milagro

Cuando fueron arrojados al río, la piedra se soltó y los zapateros alcanzaron la otra orilla sanos y salvos. Cuando Maximiano recibió la noticia, mandó que les cortaran la cabeza. Los decapitaron y lanzaron sus cuerpos a los buitres, pero éstos los dejaron intactos. Según otra leyenda, un anciano y su hermano enterraron sus cadáveres por encargo de los ángeles.

La leyenda inglesa

En Inglaterra mantienen que ambos hermanos eran hijos de la reina Kent y fueron perseguidos por Maximiano, pero huyeron disfrazados de campesinos en dirección a Faversham, allí abrieron una zapatería en la calle Preston, cerca del "pozo de la Cruz"; Crispín fue zapatero y al llevar un par de zapatos al emperador se enamoró de su hija Úrsula, casándose en secreto, mientras que Crispiniano se alistó en el ejército romano y ello le valió el perdón de Maximiliano que había jurado venganza al enterarse de la unión de Crispín con su hija.

Santos Patronos del oficio de zapatero

Hay grandes incógnitas sobre la vida y la muerte de estos hermanos, pero la versión francesa es la que ha prevalecido con el tiempo y la Iglesia Católica los elevó a los altares; en la Edad Media los zapateros de Europa los aceptaron como patronos del oficio y la Iglesia instituyó la fecha del 25 de Octubre como el día en que se celebraría la fiestas de estos mártires

San Crispín y San Crispiniano. Imagen Google

Crispín y Crispiniano en la obra de Shakespeare

En las obras del genio de la literatura ingles Shakespeare, elogia a estos dos mártires, tanto en la obra “Enrique V” como en “Julio Cesar".

Cofradías y hermandades

Son muchas las cofradías y hermandades que se han creado a lo largo del tiempo en diferentes lugares. Como ejemplo nos referiremos a la Hermandad de San Crispín y San Crispiniano que teniendo su sede en la Iglesia colegial de El Salvador de Sevilla publicó sus reglas en el año 1633.

Estandarte del gremio de San Marcos antiguos zapateros de Barcelona. Imagen Google

La cofradía de San Marcos evangelista

En los albores del siglo XIII, en el año 1202, los zapateros de Barcelona crearon la cofradía y gremio bajo la advocación de San Marcos Evangelista.

¿Porque San Marcos Evangelista?

Cuando San Marcos realizaba su labor evangelizadora por tierras de la antigua Alejandría, buscó a un zapatero para reparar sus maltrechas sandalias y llego a la casa de un zapatero llamado Aniano, el cual al coser las suelas de la sandalia deteriorada, se perforó un dedo con la lezna provocándole una gran hemorragia de sangre.

El milagro de San Marcos

El Santo puso su mano sobre la herida y esta dejó de sangrar cerrándosele al instante y no dejando huella en la piel; este hecho sobrecogió de tal forma al humilde zapatero que decidió dedicar su vida a seguir la misma doctrina que predicaba San Marcos, cerrando su taller. Aniano llegó a ser obispo de Alejandría y a su muerte fue canonizado, subiendo a los altares como San Aniano.

El retablo de la Catedral de Barcelona

En estilo primitivo gótico fue sufragado por el gremio de zapateros y se realizó en 1346 por Arnau Bassa. Este retablo fue sustituído por otro barroco y trasladado a la Colegiata Basílica de Santa María (Manresa), donde se conserva en la actualidad. El retablo barroco es del artista Bernat Vilar realizado en el año 1692. En ambos lados de la capilla hay pinturas de Francesc Tramulles Roig del siglo XVIII. Actualmente en el retablo que hay en la Catedral se celebra cada año el nombramiento de "sabater honorific" y se invisten a los nuevos cofrades.
Retablo del altar de la capilla dedicada a San Marcos en la catedral de Barcelona. Imagen Google





Leer más en Suite101: Los Santos Patronos de los Zapateros | Suite101.net http://suite101.net/article/los-santos-patronos-de-los-zapateros-a82890#ixzz27Dt46VbI

domingo, 2 de septiembre de 2012

Evolución del oficio de zapatero. Antiguos gremios.

 
 
El trabajo de zapatero data desde que el hombre usa calzado, la evolución de este oficio en Europa está plagado de brillos y sombras.
Aunque hasta la Edad Media no aparecen escritos relacionados con la profesión de zapatero, sabemos de la profesión en la antigua Grecia y el Imperio Romano, pero el que no existiese una reglamentación para zapateros, la labor de hacer calzado debió existir desde que el hombre habitó la tierra y sintió la necesidad de proteger sus pies con pieles y hojas. En civilizaciones tan arcaicas como las dinastías faraónicas, el uso de calzado en la corte especialmente, tenía una gran importancia y significación.


Taller de zpatería en el medievo. Imagen Google

Los zapateros remendones

Con este nombre se han conocido y se conocen, los zapateros que, repartidos por todo el orbe, se encargan de hacer zapatos con sus manos o reparar los calzados rotos o desgastados. Es un viejo oficio que no queda reglamentado hasta la aparición de los gremios y las cofradías de antiguos zapateros.

Los gremios zapateros

Los artesanos zapateros empezaron a agremiarse en Europa, a partir de siglo X, hay abundante bibliografía sobre estos movimientos gremiales que llegaron a tener una gran influencia en casi todos los reinos del viejo continente.

El oficio de zapatero y el gremio que los representaba, gozaban de privilegios que, en algunos casos, eran equivalentes a títulos nobiliarios y compartían privilegios, tanto en la vida civil como en la religiosa. Muchos de esos gremios tenían un gran patrimonio y las riquezas las administraban en favor de los agremiados; incluso ayudaban a la construcción de catedrales o a la ayuda a menesterosos.
 
Puerta principal de la Iglesia de Santiago en Carrión de los Condes, entre las figuras talladas en su puerta románica, se encuentran varios oficios der los gremios medievales, uno de ellos el de zapateros. Imagen Google
 
Detalle de los gremios en el pórtico de la iglesia de Santiago. Imagen Google

Las exigencias de los gremios

A los miembros de los gremios zapateros se les imponía una serie de obligaciones y que debían cumplir con la mayor rectitud. Era obligación de los agremiados:
- Realizar los trabajos de zapatería con luz diurna, es decir, estaba prohibido realizar sus trabajos tras la puesta del sol..
- La obra debía ser perfecta, sin defectos, siguiendo criterios de arte y los trasgresores se les imponía una multa o se les castigaba con azotes en la plaza pública.
- Tenían la obligación, en caso de enfermedad, de colaborar con la familia del zapatero realizando sus trabajos y, en caso de fallecimiento, al sustento por un tiempo de la viuda e hijos.
- No podía agremiarse, dentro de la misma profesión, zapateros de distintos oficios, por ejemplo con los boteros, así apareció el secretismo de las asociaciones "zapateros-boteros".
- Prohibición de mezclar pieles, llamadas nobles, con otras de baja procedencia, por ejemplo la piel de cerdo o colocar entresuelas.

Estrictas normas de conducta

El oficio de zapatero, en la antigüedad, seguía unas estrictas normas de aprendizaje y de conducta en el trabajo y en las actividades cotidianas. Para poder ser zapatero era indispensable seguir una larga preparación a cargo de un maestre zapatero y después pasar una serie de pruebas o exámenes.
Las fases para alcanzar la maestría eran, primero la fase de aprendiz, después la de oficial y por último la de maestro-. Pero para ser zapatero eran necesario que hubiese un antecedente del oficio en la línea directa o a las viudas se les permitía contratar un zapatero para continuar el oficio

El lado oscuro del oficio

Pero no siempre fueron los zapateros respetados en la sociedad en la que ejercían, hubo un tiempo en el que el trabajo se consideraba "oficio innoble", al igual que los curtidores; en el siglo XVII la manipulación de las pieles había que hacerla "extra muros", es decir fuera de las ciudades por considerar que los malos olores y los productos de conservación podían traer infecciones.

Rehabilitación del oficio de zapatero en España

La Real Cédula de Carlos III, declaraba a los zapateros y a los curtidores, entre otros, "oficios nobles" que no envilecían a las familias ni a las personas que lo ejercían y rehabilitaba a los zapateros para poder ejercer cargos públicos y realizar su trabajo libremente.

Vidriera inglesa representando a un zapatero en la Edad Media. Imagen Google

El poder de los gremios de zapateros

En algunas ciudades Europeas, los gremios de zapateros eran los más importantes, en Florencia alcanzaba hasta 3000 miembros en el siglo XIII; realizando sus trabajos próximos al Ponte Vecchio; en Milán los zapateros formaban parte de las clases medias-altas; en España en el año 1202, el gremio de zapateros de Barcelona era uno de los más poderosos y ricos de la Ciudad Condal y de los más antiguos del continente.

Personajes ilustres que fueron zapateros

En el "libro de oro" de la profesión, entre otros, figuran el profeta Mahoma; el botánico Carl Von Linné; el poeta Hans Sachs que fue inmortalizado en la obra de Richard Wagner "Los maestros cantores de Nuremberg; el escritor León Tolstoi; Aniano, obispo de Alejandría; el franciscano San Felix de Nicosia.

Como epílogo a este corto acercamiento al oficio de zapatero, que mejor final que transcribir unas frases de Miguel de Unamuno dedicadas al "maestro sutorio", en el libro El sentimiento trágico de la vida... "Aquí teneis un zapatero que vive de hacer zapatos, y que los hace con el esmero preciso para conservar su clientela. Ese otro zapatero vive en un plano espiritual algo más elevado pues tiene el amor propio de su oficio, y por pique o pundonor se esfuerza en pasar por el mejor zapatero de la ciudad o del reino, aunque esto no le dé más clientela ni más ganancia y sólo renombre y prestigio. Pero hay otro grado aún mayor de perfeccionamiento moral en el oficio de la zapatería, y es tender a hacerse para con sus parroquianos el zapatero único e insustituible, el que de tal modo les haga el calzado que tengan que echarle de menos cuando se les muera....y piensen sus parroquianos, que no debía haberse mueto, y esto es así porque les hizo calzado pensando ahorrales toda molestia.... les hizo el calzado por amor a ellos y por amor a Dios en ellos, se lo hizo por religiosidad"